La Morada Maldita (Reseña)

Hoy os quiero hablar de La Morada Maldita. El nuevo juego de Sergio Ortiz, creador de Desplumados, que ya está terminando de dar forma al que será su tercer título Paradice (que ya ha sido confirmado que saldrá a la venta por Zacatrus!). Publicado en 2020 por Mercurio, que para mi gusto son la distribuidora referente en este tipo de juegos.

¿De qué va?

La Morada Maldita es un juego tipo Party de agilidad en el que recibiremos varias cartas con retos y tendremos que ir superándolos uno a uno.

Para ello tendremos delante un montón de gemas de diferentes formas y colores y trataremos de encontrar las que cumplen los requisitos que se nos han pedido.

Cada persona tendrá sus cartas boca abajo y comenzarán el juego dándole la vuelta a la primera y buscando la gema que aparezca.

Las cartas pueden pedirte una gema de un color específico, con un número de lados, puede que sea necesario que encaje en una forma determinada, que tengas que hacer una sencilla suma o resta…

Cuando encontramos la gema que se ajusta a nuestras necesidades, la colocamos en nuestra carta, le damos la vuelta a la siguiente y continuamos con la búsqueda.

El primero en completar todos sus retos, deberá lanzarse a coger la Morada Maldita, que estará en el centro de la mesa y marcará el final de la ronda.

A continuación se comprueban que todos los retos se ajustan a lo que pedía la carta y de ser así, la persona que cogió la Morada Maldita recibe una «maldición» que le acompañará en la siguiente ronda.

Esa maldición, por norma general, hará que tengas un poco más difícil ganar en la siguiente ronda y otorga un poco de ventaja al resto de jugadores.

¿Quién gana?

Cada reto que consigas superar será una carta que te quedarás en un mazo cuyos puntos deberás contar al final de la partida y serán los que determinen quién gana.

Las cartas en las que se ha fallado se descartan y desaparecen del juego.

Los retos no completados se apilan debajo de la Morada Maldita y serán el botín de puntos que conseguirá la próxima persona en ganar la ronda.

Si al ganar la ronda, no hay ninguna carta bajo la Morada Maldita, te llevas dos cartas del mazo de robo.

Como he apuntado antes, después de 5 rondas, gana la partida la persona con más puntos en su poder.

Mi opinión

Desde mi punto de vista, estamos ante un juego bastante pulido, muy bien desarrollado y perfectamente producido.

Las gemas de cartón tienen un gramaje muy alto (3mm), para facilitar que sean agarradas a toda velocidad mientras completamos nuestros retos, y en ningún momento he pensado que fuera necesario un gramaje mayor, son muy cómodas de agarrar.

En cuanto a los retos, aunque la mayoría de las veces tendrás varias gemas entre las que escoger, a veces solo pueden ser completados con una gema en concreto, y puede que esa gema ya no esté disponible. En ese caso, contamos con comodines que nos permitirán suplir la gema que nos falta. ¡Pero ay de ti como te hayas confundido y se te haya pasado una gema que cumplía tus requisitos!

Las ilustraciones con muy coloridas y vistosas. Nada recargadas. Me parecen muy acertadas.

Otro apartado a destacar son las maldiciones. Que hacen que sea más difícil que la misma persona gane una y otra vez. En la mayoría de partidas que he podido jugar, la victoria ha estado bastante disputada.

No puedo dejar de hacer mención especial a la escalabilidad. Tratándose de un juego tipo Party esperamos que funcione mejor a cuantos más personas haya jugando, pero en este caso creo que no se resiente la partida a menos jugadores, incluso a dos, al menos si las dos personas tienen una agilidad más o menos pareja.

Algún parecido

Un juego que se me viene a la cabeza al jugar a La Morada Maldita es el Jungle Speed, pero creo que superándolo y mejorando un fallo muy grande que tiene ese juego, y es que puedes perdes las manos, o las uñas, o las uñas y las manos; quién sabe incluso si la vida, al ir varias personas a agarrar el totem a la vez. Y al final eso hace que sea un juego que no vea demasiada mesa.

En La Morada Maldita es mucho más difícil que dos personas se encuentren en el centro agarrando la gema a la vez, por lo que se hace mucho más seguro jugar y tus manos te lo acaban agradeciendo.

Aunque es un juego mucho más sencillo, puede llevar a confusiones también y que creas que lo has hecho todo correctamente y darte cuenta de que la gema que has cogido tenga un lado más de la cuenta.

Conclusión final

Dentro del mundo de los juegos tipo party o los fillers, me parece que La Morada Maldita va a saber encontrar un buen lugar.

Es un juego muy sencillo de explicar y las partidas son cortas y te acaba apeteciendo seguir jugando. Por ello, desde que está en casa acaba viendo bastante mesa.

Un juego bastante familiar, apto para jugar con niños (en casa solo lo jugamos adultos, por lo que es muy disfrutable también para los mayores) y que está bastante balanceado para que no gane siempre la misma persona.

Por mi parte, si buscas algo rápido, divertido, que puedas sacar en un momento y en 2 minutos estar jugando, debes echarle un vistazo a La Morada Maldita.

Y tú… ¿has jugado? ¿te gustan este tipo de juegos? ¿cuáles son tus favoritos? ¿has perdido una mano jugando al Jungle Speed? Cuéntamelo con un comentario 😉